Hummus: una forma distinta de comer legumbres

Las legumbres son fundamentales si queremos llevar una dieta equilibrada. Nos proporcionan una gran cantidad de energía sin exceso de calorías, son muy fáciles de preparar y, con un poco de imaginación, podemos obtener unos resultados espectaculares. Es el caso del hummus, una receta ligera y saludable que se elabora habitualmente con garbanzos, pero que también podemos encontrar con lentejas o alubias. En la entrada de hoy vamos a hablar de este plato y todos los beneficios que brinda a nuestra salud.

¿Qué es el hummus?

Se trata de una crema de garbanzos cocidos aderezada con zumo de limón, semillas de sésamo tostadas, aceite de oliva, ajo o pimentón. Se cree que su origen se encuentra en el Antiguo Egipto, siendo muy popular actualmente en todo el Oriente Medio, incluido países mediterráneos como Israel, Líbano, Chipre o Grecia. Este plato destaca por el aroma de las especias y el sabor tan característico que da el tahini o pasta de sésamo tostado. Se consume normalmente acompañado de pan de pita, pan tostado o crudités de verduras.

Beneficios del hummus

Existen muchas formas distintas de preparar el hummus, pero los ingredientes principales son los garbanzos (u otra legumbre), sésamo, aceite de oliva y ajo. Esto se traduce en un aporte nutricional muy variado, con una importante presencia de minerales como el hierro, el fósforo y el calcio, que son indispensables para que nuestro cuerpo funcione a la perfección. También destacan las vitaminas del grupo B y otras sustancias como el ácido fólico, niacina, tiamina y riboflavina. ¿Para qué sirven? Pues nos ayudan a proteger el organismo de las agresiones externas y mejoran el estado de los órganos.

Al principio hablamos de la energía que nos da el hummus. Esto es debido a que tiene muchas proteínas de gran calidad, con un valor similar a las de la carne, pero más fácilmente asimilables. Sus grasas son bajas y muy saludables, compuestas por ácidos grasos insaturados como el linoleico y el oleico, nutrientes que también son necesarios para nuestro cuerpo.

Otro de los elementos a destacar de esta receta son los hidratos de carbono, que poseen un enorme valor biológico y además aportan un extra de energía, permitiéndonos rendir más en nuestro día a día. Y no nos olvidemos de la fibra, que depura las toxinas que entran en el organismo y facilita en gran medida la labor del aparato digestivo.  Por todo ello, no es de extrañar que este alimento se encuentre con frecuencia en las dietas de los deportistas.

¿Por qué comer hummus?

Además de los enormes beneficios para la salud que acabamos de enumerar, el hummus es una forma divertida y diferente de comer legumbres. Sobre todo, para aquellas personas a las que no les gusta el sabor o la textura de los garbanzos, ya que este plato es muy ligero y de fácil digestión. Si te apetece probarlo, no dudes en pasarte por nuestra cafetería, donde podrás encontrar otros platos saludables para disfrutar de la buena mesa y llevar al mismo tiempo una dieta equilibrada.